Alimentación Saludable
Real food, ventajas para el planeta

Real food, ventajas para el planeta

¿Has escuchado alguna vez que los alimentos que consumimos se convierten en el combustible para nuestro cuerpo? Por supuesto que así es, tal como cuando le ponemos gasolina a un vehículo los alimentos que entran en nuestro organismo son los que nos permiten obtener a través de vitaminas, proteínas y diferentes componentes necesarios para nuestro cuerpo.  Cada uno estos ayudan a los diferentes órganos del cuerpo y al ser procesados se conviertan en nutrientes, sangre y otro tipo de fluidos que nuestro cuerpo necesita para funcionar correctamente.

Sin embargo durante los últimos años la comida rápida o comida chatarra empezó a ganar un gran espacio y muchísima aceptación por la mayoría de las personas esto debido al trajín y el estrés laboral en el que viven día a día. Sin embargo toda esta comida no aporta los suficientes nutrientes para que el cuerpo funcione correctamente como lo hace la comida verdadera o Real Food, y así como no es lo mejor para nuestro organismo, tampoco es lo mejor para el planeta.

Producir comida sintética conlleva un gran esfuerzo para el planeta, ya que muchos de estos alimentos deben ser procesados y se les agregan una gran cantidad de químicos pero también su cultivo hace que arrasen con áreas de bosques nativos como es el caso de la soya y la palma africana y últimamente el aguacate transgénico.

Nuestro sentido de inmediatez y de tener facilidad para obtener un alimento cuando estamos hambrientos, muchas veces rebasan nuestra capacidad de hacer un análisis previo de qué es lo que estamos ingiriendo, sin embargo nuestro organismo requiere de nutrientes y los adecuados para que todas nuestras funciones fisiológicas sean las correctas.

Todos estos alimentos procesados que conllevan daños al medio ambiente, deben ser elaborados con preservantes o resaltadores de sabor cómo es el glutamato monosódico y que generan enfermedades en el organismo.

En el tema ambiental, no sólo se refiere a la gran cantidad de áreas depredadas para cultivos que no son propios de cada lugar, sino también al uso excesivo de agroquímicos lo cual conlleva contaminación de la tierra, aire y del agua.

Por otro lado a la hora de ser vendidos como alimentos empacados la mayoría de estas industrias utilizan bolsas plásticas desechables o empaques desechables que finalmente terminan en la basura.

Esta situación como vemos afecta a nuestros tres hogares, nuestro cuerpo, casa y nuestro planeta.  En nuestra vivienda acumulamos una gran cantidad de cajas bolsas empaques plásticos cuando adquirimos comida chatarra o alimentos que son procesados en otro lugar para que lo consumamos mucho tiempo después.

Alimentarnos con Comida verdadera o Real Food, conlleva muchos beneficios y veamos de qué forma podemos lograrlo:

  • Guatemala es un lugar cuyo clima permite tener verduras y frutas frescas durante todo el año con ello podemos suplir todo nuestros requerimientos de nutrientes.
  • Ser más concienzudos con los artículos que compramos leer las etiquetas de las cajas y buscar en ellos los materiales que utilizaron para elaborarlos.
  • Ahora que estamos en casa podemos empezar a cambiar nuestros hábitos y a elaborar nuestra propia comida.
  • Incentivarlos para aprender nuevas recetas hacer una pizza casera y con vegetales frescos es una muy buena idea.
  • Probar batidos mañaneros con elementos nutritivos Y que tonifiquen nuestro cuerpo.
  • Hacer una lista de compras y al momento de realizar las verificar qué podemos sustituir. por algo que podamos cocinar en nuestra casa.
  • Comprar a granel evitar llevar más productos empacados a nuestras casas.
  • Eliminar la comida chatarra en nuestros menús.
  • Experimentar con sabores nuevos y elementos nuevos en nuestra cocina.

Seleccionar Real food implica tener en nuestra compra cotidiana vegetales frescos y preferiblemente orgánicos, pero también poder tener la conciencia que este estilo de vida es muy beneficioso para nosotros, para nuestra familia y para el planeta en el que vivimos.

Este estilo de vida conlleva un gran aprendizaje, el día a día nos ira guiando para poder elegir cada vez mejor lo que consumimos y crear hábitos alimenticias que preserven nuestra salud.

Poder mantener estas elecciones representa un gran reto, ya que la publicidad nos bombardea a diario con comida de baja calidad muy apetitosa, pero que no aporta ningún valor a nuestro organismo y además genera grandes cantidades de basura.

Todos somos responsables de lo que suceda en nuestro entorno, pero cada individuo es responsable de cuidar su organismo y mantenerlo de la mejor forma. Como Ecociudadanos nos esforzamos por mantenernos, sanos con estilos de vida llenos de comida fresca y nutritiva y que “estando en casa” o lejos de ella, esta sea la mejor opción ¿te unes a nosotros?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.